top of page

La violación más atroz de la ética en la historia de la medicina contra embarazadas

Este es el mayor desastre en la historia de la obstetricia y de toda la medicina. Esta terapia génica experimental injustificada (la inyección contra Covid, no es una vacuna es una terapia génica) nunca fue indicada en el embarazo y fue incluida ilegalmente y con datos falsificados.


De las 270 mujeres embarazadas que recibieron la inyección, K0 B1T (Pfizer), el 46 % tuvo complicaciones de las cuales 75 se consideraron graves. Los datos de Pfizer 5.3.6 demuestran absolutamente el peligro extremo de las inoculaciones de COVID-19 durante el embarazo. La industria a sabiendas y deliberadamente falsificó y ocultó datos dañinos del público en sus estudios de toxicología reproductiva. Inglaterra ya no inyecta contra Covid a embarazadas.


Los hechos hablan por sí mismos, en el estudio de Schàdlich et al ya sabían en 2012 que las nanopartículas lipídicas (LNP) se concentran en los ovarios de ratones y ratas Wistar. La solicitud de Ley de Libertad de Información (Freedom of Information Act, FOIA) que dio acceso a los estudios de la biodistribución japonesa de la inyección dePfizer confirmaron que dentro de las 48 horas, la inyección génica mal llamada «vacuna» contra Covid se absorbió inmediatamente en el torrente sanguíneo y se concentró en los ovarios, 118 veces en 48 horas y la trayectoria habría aumentado aún más si los animales no hubieran sido sacrificados a las 48 horas.

107 visualizaciones0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page