top of page

Se recomienda una prueba de troponina luego de la inyección K0 B1T

Un equipo de investigación interdisciplinario de la Universidad de Basilea y el Hospital Universitario de Basilea examinó los efectos de la inyección de refuerzo Covid-19 en el músculo cardíaco. El daño de la inyección es más común de lo que se suponía anteriormente, según su resultado. En la conversación, el cardiólogo Prof. Dr. Christian Müller miembro del equipo de investigadores comenta:


Nuestra pregunta era cómo ocurre realmente el daño en las células del músculo cardíaco después del refuerzo de Covid. Para ello, medimos un marcador llamado «troponina cardíaca» en la sangre de los empleados del hospital universitario tres días después de la vacunación de refuerzo. Si la cantidad de troponina cardíaca se eleva por encima del rango normal, esto indica daño a las células del músculo cardíaco. También queríamos investigar cuánto dura el daño.


Encontramos niveles elevados de troponina cardíaca en una mayor proporción de vacunados de lo esperado. En nuestro estudio, encontramos evidencia de daño celular miocárdico en 22 de los 777 participantes, que es 2.8 por ciento en lugar del 0.0035 por ciento esperado. Por lo tanto, hay un daño en las células del músculo cardíaco en poco menos del tres por ciento, que no debe ignorarse.


Vacunación de refuerzo bivalente BNT162b2mRNA BA.4-5: reacciones adversas en comparación con el refuerzo monovalente COVID-19


En el otro estudio, investigadores de Alemania y el Reino Unido evaluaron las reacciones adversas, la capacidad para trabajar después de la segunda vacunación de refuerzo (cuarta dosis) entre los trabajadores de la salud (HCW). A todos los participantes se les había administrado previamente la inmunización primaria de COVID-19 aprobada por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), seguida de una dosis de refuerzo posterior basada en la inyección de ARNm.


La segunda inyeccióna de refuerzo fue la inyección monovalente BNT162b2 o la inyección bivalente BNT162b2 con ARNm de pico de tipo salvaje y variante Omicron BA.4/5. Los participantes que recibieron una inyección diferente como segunda dosis de refuerzo y aquellos que recibieron una inyección contra la influenza concurrente fueron excluidos del estudio.


La tasa de reacciones adversas después de la segunda administración de refuerzo fue significativamente más alta entre los trabajadores de la salud inmunizados con la vacuna bivalente (84 %) que entre los que recibieron la vacuna monovalente (51 %). Los trabajadores de la salud que recibieron inyecciones bivalentes informaron un uso más frecuente de medicamentos PRN y tenían tasas elevadas de restricciones de trabajabilidad que las restricciones administradas con inyecciones monovalentes.



15 visualizaciones0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page